Compensación como medio de defensa